lunes, 28 de septiembre de 2009

la redencion de un caballero nocturno

"Cuando nos echamos a correr hay mil maneras de seguir pero ninguna de volver"

FITO PÁEZ

LIMA

SUBIÓ LAS ESCALERAS HASTA LLEGAR AL TERCER
piso de la casa, buscó entre los 2 cuartos y el baño, algo que le de una pista donde encontrarme, y caminando de puntillas hacia la puerta del balcón (con el animo de sorprenderme), me encontró apoyado sobre el mirador, viendo caer la tarde sobre esta parte de la ciudad (que antes era mía), con el volumen del stereo algo bajito, tratando de apagar con sagaz rapidez un maldito cigarrillo que había encontrado entre mis ropas de verano (y que consumía a escondidas de los demás). Un maldito cigarrillo que se cruzó en mi camino o me buscó (como una amante obsesiva), solo para hacerme saber que yo, que yo todavía estoy prohibido tocarla, de fumarla. Si lo sé, ahora son nocivos para mí.



Me miró con cara de pocos amigos, y llevando una de sus manos a mis brazos, queriendo quizá imponer su ley dijo:

-Eso te hace daño papá… anda vamos a recoger a la abuelita-

Se quedó mirando como mis manos hacían trizas ese tabaco sobre una mesa (para dejarlo contento). Acerqué su cabeza a mi pecho, y mi rostro y mi ánimo (que se venían abajo viendo pasar por mis ojos, el último cigarrillo entre mis cosas, hecho mierda por mis propias manos), abrió de par en par todos mis sentidos, para ordenar mis ideas y decirle, expulsando del pecho un gran respiro:

-Vamos pues… a recoger a la abuelita a la iglesia-

Hundí las manos sobre mis bolsillos, buscando las llaves, o quizás algún otro cigarrillo que, pueda prender lejos de la acuciosa vigilia de mi hijo, del resto de mi familia y talvez de mis amigos, mas solo encontré unas cuantas monedas que, eran por supuesto, el restante de una voraz compra de indescifrables medicamentos que, según los entendidos, será vital para la salud de este escribidor. Gracias a dios con esto se acaba la última dosis.


Si fuese un sábado cualquiera, ya estaría prendido al número de alguno de mis nocturnos amigos para saber de buena fuente ¿que hay esta noche? Ya estaría cerrando mi sesión del messenger contento con alguna actividad pendiente por hacer en las frías calles de la ciudad. Ya estaría buscando entre las pocas prendas nuevas que tengo algo que revista mi sosegado cuerpo. Ya algunos de mis boxer se lucirían sobre mi cama para elegir al dedillo cual será el preferido esta noche de suerte. Pero como esto no sucederá ahora porque no es sábado (es domingo), porque si equivoco mis pasos, y vuelvo a mis mundanas costumbres de caballero nocturno, ya no habrá dios que me salve, ya que ahora tengo un hijo a quien amar, unos padres a quien servir, una x-esposa a quien ignorar, una x-novia a quien tratar de atraer otra vez a lima, puesto que ahora, ahora puedo decir que la vida viéndola de forma natural como todos los demás, es mas feliz que las vacías experiencias que han tejido antes mis días.

Son casi las 7pm. Una camisa, un chaleco, unos lentes con gruesos cristales de miope, el rostro sin afeitar, un pantalón oscuro, unos zapatos altos y un frió en el cuerpo son parte del blindaje que llevare, ahora que pisare el umbral que me conduce a la casa de dios.

Mi hijo, que lleva las llaves de la casa en los bolsillos será mi escudo, y como siempre mi carta de presentación ante tus ojos… Señor. Alguna vez mi amiga luciaprado me dijo que, pronto llegara el día en que deje de utilizar a los demás para limpiar mis pecados.


Mis dedos, que se rehúsan a dejar de apoyarse sobre el balcón (observando a esos pocos limeñitos que circulan por la casa de mis padres), se separan de esas superficies, al tiempo qué mis pasos se dirigen al stereo, en donde rubénblades & calle13, en una mezcla de ritmos latinos que aun no puedo descifrar dicen: Esa risa en la perla la escuché en el chorrillo. Y desde Pito hasta Callao y donde se acallan chiquillos. Creo en barrios con madres que vivieron iguales de razones y al final se murieron sin tener vacaciones. Como decía mi abuela: así fue la baraja en casa del pobre hasta el que es feto trabaja, por ese barrio eterno también universal. Y el que se mete con mi barrio me cae mal… en el momento que aprieto una indescifrable cantidad de botones para extraer el CD, devolver la bandeja vacía al equipo, desconectar hasta los enchufes, y colocar ese artefacto en el mismo lugar (del cuarto de mi viejo) que lo encontré, pues es seguro que el capitántrueno que, es tan ordenado, echara un endemoniado grito, cuando se entere que la oveja negra de la familia, ha olvidado devolver sus cosas al lugar de siempre (como siempre).

La verdad y déjenme ser sinceros en esto. No me imaginaba ver tanta gente joven en la iglesia escuchando misa. El lugar, este domingo, esta abarrotado. Mi hijo adelante, toma de mis manos, y me guía por entre todos aquellos cuerpos (como a un ciego) hasta ubicarnos en la parte media del templo, desde donde intentamos encontrar a mi madre, sentada entre todas esas personas que, seguro buscan paz a sus tristes, melancólicas y exageradas existencias.

Pero la tarea fue inútil, ella no era visible, no al menos ante nuestros ojos.

Un señor de casaca oscura arrodillado sobre el suelo, una señora con la cabeza hacia abajo en señal de reverencia, y algunos chicos del vecindario con las manos cruzadas (en clara señal de atención a las palabras del sacerdote), eran nuestros vecinos en la parte izquierda. En la parte derecha una robusta señora sobre una silla de ruedas, y muchas personas sentadas cómodamente en enormes sillones que parecen pasadizos, mas de mi madre, ni una sola señal.

Una jauría de adolescentes (vestidos completamente de blanco) pertenecientes seguro al coro de la iglesia, acompañan al ritmo de guitarras acústicas y candidas canciones, los silencios del sacerdote. Unas cuantas personas, seguro dichosas de verse sentadas frente a todos los demás, junto al párroco, leyendo algunos pasajes de la biblia, y de mi madre, ni una sola palabra.

Yo, por supuesto, para ponerme a tono con el momento, voy simulado que me sé de memoria todos y cada una de las oraciones que todos pregonan a la voz del padre, y voy con astucia imitado los pasos de los demás que, a mi alrededor observan como mi pequeño hijo realiza con una destreza que solo te la da la practica, una oración de rodillas, llevando su cabeza a la altura de sus cruzadas manos, apoyadas sobre una de sus rodillas.

Una linda chica de cabellos oscuros (y un par de cuadernos en las manos), le observa por detrás de mí, lo sé, pues jamás he dejado de prestar atención a los detalles, esta es digamos: una vieja costumbre, observando curiosamente cada rincón. Alguna vez la bestiapop me dijo que yo, era la muestra palpable de que todos los hombres son iguales a las mujeres… de curiosas (léase de chismosas).

Me siento incomodo porque, de pronto noto que la mirada que se fijaba en mi pequeño, ahora se clava en mi, y empiezo a buscar simuladamente cualquier cosa entre mis bolsillos, como queriendo encontrar una respuesta, una pista qué me lleve a descifrar la forma de acercarme a esa chica sin incomodar a los presentes, sin interrumpir la concentración de los demás; hasta que mi pequeño termina su sentida entrega al señor, y acerca su cuerpo al mío que, ahora orgulloso lo sostiene, y lo abraza, sin dejar claro está, de buscar entre todos los presentes, a la abuela de mi hijo. Mi madre.

Comienzo a repasar entre mis viejos zapatos, en mis pantalones, en el color de mis prendas, en mi apariencia de reo contumaz, en el estilo de mis lentes, tratando de buscarle un porque al descarado vistazo que esa chica aun tiene sobre mis pieles, y caigo en que quizá, soy el único en este templo con un nocivo olor a cigarrillo recién fumado; y algo en mi cabeza me dice qué, de repente también ella es igual que yo, una adicta a la malas costumbres que, llevada de las mechas, ha aparecido sentada buscando perdón y redención a sus pecados, y me ha descubierto entre todos estos puritanos plebeyos. Cruzo mis brazos, simulando total concentración a las palabras del cura, y mi laboriosa tarea de formular alguna estrategia para acercarme a los libros de la chica de cabellos negros, es interrumpida por la voz de mi hijo que dice como susurrando:

-¡Ya va a terminar la misa papá!-

El padre dice algo que no logro entender, y de pronto me veo envuelto en las manos de mi hijo, y de muchas otras personas que, sin conocerme estrechan fuertemente hasta de mis dedos, palmotean mis espaldas, y me dicen en clara señal de fraternidad:

-La paz sea contigo-

Algo que no logro entender, me separa de los demás y me lleva a dar unos pasos hacia atrás, esquivar a la señora sentada en la silla de ruedas, y brindarle el más calido y extenso de mis abrazos a la chica que minutos atrás me observaba quizás indolente. Mi amigo ginocarrillo me dijo alguna vez que, debería escribir todas mis historias con las mujeres que han marcado mi vida, y creo que ella, al menos esta noche, va por ese camino.

Sus cabellos negros se cruzan entre mis narices y su cuello, mis brazos se enredan por su espalda, mi cuerpo ansioso (de algo de acción) se pega al suyo, y su mano derecha que, sostiene los libros que ahora se apoyan sobre mi cintura, se ven sorprendidos de tan efusivo acto que, solo se ve interrumpido por las pequeñas manos de alguien que sacude y agita de mis prendas para decirme reclamando algo de atención:

-Papá te estoy mirando-

Algunas de las personas que nos rodean ven con gracia tan sublime acto de afecto, al tiempo que voy separando (a la fuerza) mi cuerpo del suyo, al tiempo que reacciono avergonzado, sin una idea clara de lo que me ha empujado a realizar este acto de devoción, e intentado darle fin a esta historia, busco sus ojos en mis ojos y le digo, lo que quizás hubiese querido decir en cualquier otra ocasión, en cualquier otro lugar, menos en el preludio al termino de una misa:

-Me llamo roy, mi nombre es roy-

No es necesario decir que al voltear, y ver a mi hijo frunciendo el ceño (celoso), fui capturado inmediatamente por un temor indescriptible.

Lo que vino después fue el término de la sagrada ceremonia, el momento en que la chica de seguro 30s (no me juzgues, ya no estoy para ponerme exquisito con las edades), se acerca al padre para recibir de sus manos, un elemento al que llaman todos: el cuerpo de cristo.

Lo que vino después fue observar a mi madre (a lo lejos) realizar ese viejo ritual, y ver como mi hijo acercándose a su abuela, apoya su cuerpo sobre un altar, para dejar una pequeña plegaria, mirando la imagen de cristo, en el centro de la iglesia.

A mi me tocó esperarlos cerca de la puerta de salida, y observar contento como esa linda chica (que me ha regalado ahora una sonrisa) conduce la silla de ruedas de la mujer que había estado a mi costado (que seguro es su madre o su abuela) hasta afuera del local. Me tocó fisgonear entre sus libros que, se apoyaban ahora en las manos de esa señora lisiada, para encontrar uno de esos viejos volúmenes de hermanheise que, alguna vez se cruzó en los días en que devoraba todos textos que llegaban a mis manos.


A mi ahora me toca esperar hasta el próximo domingo, donde no faltare a la hora del término de la misa, acabar con mi negada timidez (aunque no me lo creas) y encontrarme con la suerte y, con esa chica que, seguro no sabe que yo estoy pensado en verla otra vez, para invitarla a dar una vuelta, para conocernos mejor, para seguir sus pasos al final de la noche como el caballero nocturno que soy, como un lobo, como un lobo estepario.

IMÁGENES PAGANAS: la exagerada vida del escribidor, los excesos y los buenos tragos se van alejando cada vez más de sus días, para dar paso a un nuevo comienzo. Ja, ja, ja me da risa cuando escribo de mi en tercera persona.


Esta foto, tomada en alguna parte del hemisferio norte de américa, flanqueado por 2 de mis amigas nocturnas: una francesa que, algunas veces me dejaba comer gratis en el restaurante donde laburaba, y una americana que, me hacia descuentos especiales en la exclusiva tienda petelane donde fungía de atenta vendedora… son muestra de esos instantes que muchos llaman hoy una malavida.


¿Que porque me enamore de newyork?, la culpa la tiene manhattan, la gran película de woodyallen, a quien convertí en mi director favorito desde que descubrí sus películas (cuando era apenas un niño que buscaba escapar de lima). ¿Que porque me resisto a dejar de verla varias veces?, es indudable y no discutible, porque es de todas… mi favorita.
ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU

jueves, 24 de septiembre de 2009

contigo y sin mi

"La mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver más allá."

CHARLY GARCIA
LURIN

YO TENÍA UNA MEJOR AMIGA, A LA QUE LLAMABA
cariñosamente charito, para todos los demás es charo o rosario. Ella, una limeñita muy femenina y coqueta (a veces jugaba conmigo a ser sexy y otras a ser niña). No es muy alta, no es tampoco muy delgada, y no cumple quizás con muchas de esas cosas que mi escondido, retrograda y a veces descarado machismo se ha empecinado en creer que forman a una mujer de verdad.



Pero eso en verdad me importa un carajo, pues a mí, ella me gusta así.

La última vez que la vi fue en un club de verano cerca de mi casa, donde pasamos la noche con parte de labandaloca de la universidad. Recuerdo que a la mañana, me vio feliz, sosegado en el mueble del bungalow, se sentó a mi costado, cerrando las piernas como toda una señorita, y me escuchó atenta confesarle que después de muchas lunas, había logrado (y sin necesidad de pastillas) dormir como un niño con los brazos hacia arriba, porque le revelé a mi chica ideal (con quien había compartido la misma cama), en una larga conversación: la mas oscura de mis mentiras. Esa que se ha mostrado repetitiva en muchos años, esa que era un secreto a voces (jamás confirmada) y que de todas mis amigas… solo ella lo sabía.

Claro, siendo ella el ente receptor de todos mis secretos, olvidé comentarle (seguro por amorpropio) que, en algún momento de la noche, y quizá llevado por la proximidad de nuestros cuerpos, algo en mi mente, me transporto a la inútil tarea de robarle un beso a los labios de leyla. Debo agregar que su negativa a mis pedidos me dejó con el poco elegante consuelo de prenderme del olor de sus cabellos. Que por casualidades del destino, usan el mismo shampoo de este escribidor.

Maldita sea. Lo intentare cuando este sano -pensé- tratando de verle el lado positivo a mi nefasta aventura. Y ahora que lo pienso bien, debe ser este el motivo por el cual mi chica ideal hasta hoy no me ha invitado a pasar una velada en su recién estrenado departamento de soltera.

La última vez que le escuche a charito hablarme, fue 2 días después de mi cumpleaños, cuando su apacible voz por el móvil -antes de preguntarme por todo lo concerniente a mi vida y disculparse por olvidar llamarme - me dijo, después de escuchar mi voz diciéndole… alo:

-Feliz cumpleaños amiguito- Fueron exactamente 5 minutos que los dedicó solo a mí. Fueron exactamente 5 minutos que los dedique solo a escucharla.

Años atrás la convertí en mi manager, en mi representante legal en todas las reuniones de la gente de la universidad a las que no iba por falta de animo, por falta de tiempo, ó porque simplemente… no quería. Ella, a veces cansada de ponerles pretextos a los demás por todas mis faltas, llegaba a mi casa, buscaba entre mis prendas lo que ella creía necesario y de las orejas me trasladaba a las reuniones. Terminábamos siempre mal, caminando abrazados como esos seres a los que siempre nos hemos negado a aceptar que nos hemos convertido: borrachos.

Algunas veces caíamos rendidos en mi casa, babeando en la cama hasta el día siguiente, donde después del desayuno, le acompañaba hasta el paradero, cargando (yo) esas lindas carteritas que usa (ella), y que tanto me gustan llevar (a mi). Ella jugaba con sus manos en mis cabellos, me pegaba dos besos en los cachetes antes de subir al auto, y yo, yo llevaba mis manos hasta mis cigarrillos para prenderlos con un cerillo (que seguro me lo había regalado alguna anoréxica) mientras le decía:

-Adiós, gracias y hasta otra oportunidad-

Cuando cumplió 30 años llegó a headmusic (mi tienda de música) radiante, con el uniforme del trabajo, acompañada de una amiguita de la cual me pude deshacer en cuestión de segundos. Sin que ella se diese cuenta pasee mi acuciosa mirada por todas las partes de su femenina anatomía, y fue allí donde algo fuera de este mundo, me llevó a imaginarme (a mi) entre sus piernas, pues sencillamente ese día, lucia como a mi me gustan las mujeres. Toda una femmefatale.

Nos fuimos a comer parrilla al norkys, a tomarnos todo el vino del país, a reírnos de todas nuestras historias y a contarnos todas nuestras penas. Tiempo después le confesé aquel obtuso deseo que cruzó mi mente el día de su cumpleaños, y nos echamos a reír escuchando -en un cuartito que ella alquilaba cerca de mi trabajo- uno de los discos que más le gustaba oír (a ella) por ese entonces: sinbanderas.

Le robé por unas cuantas semanas unos CDs y unos libros de gabrielgarcíamarques, le devolví los discos, pero aun creo que los libros están regados en esa espiral desornada que llamo mis pertenencias.

Esos eran días muy locos, pero empeoraron cuando se unió a nosotros mario, que también dejaba todo en sus labores del colegio (donde trabaja), para instalar su enorme trasero en mi musicstore, y hacerle ojitos o quitarme el amor de todas mis clientas con su recién estrenado look onda miguelbosé. Recuerdo que paseábamos por las calles de jesusmaria, deleitándonos con todas esas lindas chicas menores de 16 vestidas y maquilladas como las de 20s, respirábamos profundo cuando pasaban por nuestro lado (como queriendo absorber parte de la esencia de sus cuerpos), y es seguro que, pensando en las escenas mas sórdidas y eróticas junto a esas infantes féminas, y en todos esos chicos que al igual que nosotros cumplen pena por una sana obsesión por las mujeres delgadas, nos mirábamos a los ojos y decíamos juntos:

-Eso es cárcel man-

A charito por supuesto esto no le hacia mucha gracia, pero se contentaba con saberse acompañada por nosotros que la queremos tanto. Quizás mas que el novio que hoy la luce de su mano por la calles de esta ciudad.



La última vez que salimos los 3 mosqueteros juntos fue al cine (como siempre) a ver thewachtmen. Yo casi no tenia dinero para la entrada (me había gastado todo inútilmente noches atrás en un bar de barranco), y ella, sin dudarlo 2 veces me regaló el ticket, y antes de entrar, pasamos revista por todo el centro comercial, preguntando por esos discos que jamás llegaran a esta ciudad en el phantommusic, buscando gente interesante de la cual hablar mal, y nos echamos a conversar en el primer starbuckscoffee que encontramos. Ella se enamoró de de los curiosos vasos que ahora se venden como merchandise, y mario y yo de las chicas que atienden y visitan siempre estos lugares.

A ella no le gustaba para nada verme al lado de mariagracia y ángel cuando estaba en la universidad y me escapaba de las clases, pero le encantaba quedarse en mi casa para probar ese horrible plato peruano que preparaba mi mamá con tanto cariño llamado caucau.

A ella no le agradaba saber que me acostaba con cualquiera para cubrir mis vacíos, pero le encantaba saber que estaba buscando lo mismo que todos (un poco de amor). A ella no le parecía agradable verme triste cada vez que missv se alejaba de mi vida, pero se reía de todas las novias que antes tenia, y a las que no me había importado engañarlas con alguna otra chica más delgada.



Una vez nos compramos un vino y terminamos tomando 3. En realidad esto siempre pasaba. Nos íbamos al queirolo a festejar cualquier cosa, y me dejaba sumergirme en el humo de cientos de cigarrillos mientras me contaba parte de sus amores, de sus miedos y de esos chicos malditos que alguna vez le rompieron el corazón, que yo tal vez conozco, y a los que siempre he rehuido siquiera nombrar, y también de aquellas cosas que las chicas pocas veces cuentan a sus amigos: sus fantasías sexuales.

Ella fue (y no lo he contado antes) la primera chica que vi en el salón de clases cuando regrese a la universidad, en el tiempo que decidí reintegrarme a la sociedad. Ella me ayudó en toda las clases a las que me rehusaba a entrar, me acompañó en el trágico día de mi boda, fue la primera que me felicitó cuando nació mi hijo, no pudo fallarme cuando decidí largarme de este país, y me recibía feliz cada vez que regresaba a lima y lo celebrábamos comiendo pizza y visitando a todos esos amigos a los que de alguna forma olvide, y me daba aliento para enfrentar (yo solo) a los que talvez dañe. Me abrazó fuerte a su pecho cuando derrotado le confesé que a este emulo de gigoló su esposa lo sacó de su vida como a un parásito, no dejó de llamarme en el tiempo en que pensé volver a mis viejas adicciones, y ha tratado de encontrarle respuestas muchas veces al porque ahora me he empecinado en no volver a escaparme de este país.

A ella no le gusta la música que yo escucho, pero me ha acompañado y bailado junto a decenas de de tíos vestidos de negro en oscuras y poco elegantes noches (en el noctulus y en nebula) algunas viejas canciones poco conocidas en las radios de este país. Ha sacudido con sus manos mis hombros, y me ha dicho mirándome tiernamente a los ojos:

-Ya tienes que dormir amiguito, ya es tarde-

Ha intentado muchas veces contagiarme de esa divina cadencia que tiene ella para bailar salsa (cada vez que salimos a bailar), ha aguantado varias veces como mis 2 pies izquierdos hacen trizas sus tobillos (enloquecidos por el frenesí de sus movimientos), y me ha visto feliz hacerle los coros las hermosas canciones de rubenblades (que jamás he aprendido a bailar).

Un día después de un frustrado viaje en el auto de mario al asiabulevard, aparecimos en la piscina del club de su trabajo, recostados juntos en el mismo sillón reclinable, pues había tanta gente, que con suerte encontramos espacio cerca de la alberca.

Me escuchó hablar del infierno, de missv, de mi obsesión por las mujeres delgadas, y del porque quizá todo esto ha acabado con todas mis relaciones sentimentales. Antes de pararme para sumergirme en el agua, y tratando ella de acomodar sus lentes en su rostro me dijo (observando parte de las miserias que dejaban ver mis apretadas ropas de baño), algo que me he negado a interpretar hasta hoy:

-Por eso no creo que yo podría estar con alguien como tú-

Ese mismo día, después de horas de exponer nuestros cuerpos al sol, aparecí sentado en un gran salón observándola bailar una milonga, cuidando sus pasos (en sus clases de tango). Después aparecí sentado con ella en el cine club del CAFAE (su trabajo), aburriéndonos con una película francesa a la que ninguno de los 2 prestábamos atención, me invitó una taza de café, unas empanadas, y nos tomamos algunas lindas fotos (que nunca me las envió al e-mail) con su cámara digital. Me enseño su oficina, se maquilló unos minutos en el baño, y tratando de alisar las ajadas prendas que la vestían, salimos raudos a celebrar el cumpleaños de leyla, porque aun cansadita como estaba, ella no podía fallarle a ninguno de sus amigos. Además charito tenia una obsesiva misión por cumplir: llevarme si o si al encuentro con los demás.




Ahora que escribo estas líneas, y ella ya no me llama hasta el hartazgo (como antes), ahora que me prendo de las canciones para borrachos que siempre me persiguen, ahora que ella no me envía sus típicas cadenas (que nunca leo) para invitarme a las reuniones de labandaloca, ahora que ella tiene novio y se ha olvidado hasta del cumpleaños de este infame escribidor, ahora escucho la sentencia de joaquínsabina diciéndome… extraño como un pato en el manzanares, torpe como un suicida sin vocación, absurdo como un belga por soleares, vacío como una isla sin robinsón, oscuro como un túnel sin tren expreso, negro como los ángeles de machín, febril como la carta de amor de un preso... así estoy yo, así estoy yo sin ti.

Ahora solo me queda la marchita ilusión de saber que tendré que acostumbrarme la idea de olvidarme de ella (porque ella ya se ha olvidado de mí), ahora quizá el destino que, me ha llevado 2 veces a la sala de emergencias de una clínica (en un solo año), me da ahora la oportunidad de ser otro comiendo solo verduras, bebiendo solo agua pura, observado de lejos como fuman los demás, organizando una rutina de ejercicios en algún gimnasio, olvidándome de los excesos, de las oscuras noches de esta maldita ciudad, y también del sexo, intentando convencerme a mi mismo que todas las chicas que no son delgadas también valen la pena. Ahora ya no buscare pretextos para olvidarme de mí, puesto que no estará ella para hacerme ver que yo aun, aun tengo solución.


Yo amiguita, debo forma parte de esa clase de gente que no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Siempre me pasa lo mismo. Extraño a la chica que me acompañaba a caminar por lima cuando llovía o nublaba, a esa amiga que le encantaba ir conmigo de la mano al cine aun sabiendo que vería la misma película mas de 3 veces después (porque salía también con otras chicas), la que aparecía de sorpresa con una gran sonrisa en los labios en todos los campamentos que organizaba este escribidor (lejos de la ciudad) para dedicarlo solo las malas costumbres. Solo una vez en todo este tiempo fui a tu casa con duany (mi amigo inolvidable), y ahora que quizá muera por verte otra vez y no te encuentre, pues estarás pasándola genial con el chico que ahora amas, te digo: feliz cumpleaños… y sinceramente gracias por alguna vez escuchar a este loco amigo tuyo que se niega a cambiar sin ti, y que te quiere tanto.

IMÁGENES PAGANAS: winesandcigarrettess, esta foto, registrada exactamente un año atrás, es lo último que me queda de ella que, ahora, como todos los demás, se resiste a pasarme las fotos de los últimos eventos que nos acercan (cada vez menos), quizás será por mi ilógica persistencia de publicarlo todo. ¿No lo sé?.



Feliz cumpleaños charito. Aun hasta hoy me río como un loco cuando me acuerdo de ti, de las escondidas aventuras de los 3 mosqueteros en las anubladas calles de lima, y de la cada vez menos exclusiva bandaloca.




Pueden decir lo que sea de esta película, pero para mi
pepilucibom, la primera película de almodóvar, es de todas, mi favorita (de él). La escena en que alaska (con una de sus piernas levantadas sobre un mueble), orina en el rostro a una de las otras chicas del montón, es, mas allá de asquerosa, toda una metáfora mezcla de placer dominio y sumisión… algunos sádicos me entenderán mejor.

Algo en esto días tenia que hacerme vibrar otra vez sobre mi butaca, léase sobre mi sillón.




Algo debería haber pasado en el cielo para que por gracia divina, me dejen disfrutar del único concierto de charlygarcia, la noche de ayer en esta ciudad. Vamos, tenía algunos otros compromisos por cumplir (algo más mundanos), pero este tío me capturo, pues estuvo simplemente… sensacional.


ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU

sábado, 19 de septiembre de 2009

mar, sol, cigarrillos y alcohol

“Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única”.

JORGE LUIS BORGES

MÁNCORA

SU NOVIA TENIA LA MALA COSTUMBRE DE HACERLO quedar mal, siempre mal, pero lo peor era que el parecía contento con la idea de estar con alguien para quien evidentemente él era la ultima persona de la larga lista de prioridades en su vida, el último en ser tomado en cuenta. En ser tomado en serio .




Habían sido muchas las veces en las que él, zigzagueando la cabeza de un lado a otro (evidenciando desilusión), con los ojos rojos y el corazón en la mano, tuvo que morderse la lengua antes de amenazarla, con el animo de no herirla, de no hacerle saber que ya estaba harto de seguir con una relación que se ha convertido en el trajín de los últimos 6 meses en una verdadera mentira.

La verdad es que últimamente no se veían siempre. Él la buscaba por todos lados mas nunca la ubicaba, siempre se encontraba ocupada en su moderno blackberry, siempre había pretextos para no encontrarlo a la salida de la universidad, a la salida del trabajo (donde hacia las practicas de su carrera), y siempre, siempre había pretextos para decirle que no.

Es así como lo veías acompañando siempre a todos sus amigos con sus respectivas novias al cine, a algunos aventureros viajes (que se convertían en improvisados campamentos) ó a todas las reuniones de su banda, y claro, demás esta comentar que a nadie le importaba que, él tenga una novia que solo le acompañaba por el móvil, y de la cual se escuchaba solo su voz (más nunca estaba presente). Esto, solo le importaba a él.

Las primeras semanas que se frecuentaron fueron exactamente las primeras semanas que estuvieron como novios, por que lo suyo fue un flechazo instantáneo. Se conocieron en la casa de una amiga en común, donde se celebraban todos los viernes los próximos 2 días libres (lejos de la facultad), en un gran festín de vasos, abrazos y muchas bebidas, con gente conocida y gente no conocida.

Parados en la puerta del baño, él entendería que ella llegaría lejos cuando termine la universidad porque, era en verdad una chica de armas tomar.

Ella, supo que él seria siempre un lindo chico con una banda de rock (y un inmenso amor por el mar), a quien le importaba un carajo las clases de la universidad, y a quien seria bueno lucir por unos meses con las más envidiosas chicas del tercio estudiantil. Sus más voraces enemigas.

Se miraron detenidamente parados (frente a frente) pegados allí, a las paredes del estrecho pasaje que conduce al baño, y después de preguntarse mutuamente sus nombres, llevados por esa loca efervescencia a la que te transporta el mezclar diferentes clases de alcohol con algunos cigarrillos, se vieron de pronto conteniendo en sus pieles las inevitables ganas de tocarse.

Él, de cabellos negros y largos hasta el hombro (libres como el viento), rasgando con sus dedos en los bolsillos la parte interior de sus piernas. Y ella, de cabellos lacios cortos y castaños, apretando apasionadamente con sus manos una pequeña y coqueta carterita fucsia de cuero qué colgaba de uno de sus hombros.

Pasaron contados minutos antes de que se habrá la puerta del baño, antes de que ella deje que sus manos se aíslen por el plano estomago de él y suban hasta su pecho, en donde lo atrajo de un solo tirón hacia si. Pasaron algunos contados segundos antes de que él, que en un primer instante observaba como ella devoraba sus labios deliciosamente, impusiese claramente las reglas del juego (sus condiciones), cuando sus manos, apoyadas en la cintura de ella, bajaron con recargada excitación hasta los bien formados músculos de las nalgas de la chica que lo besaba con los ojos cerrados. Y desde allí en adelante se hicieron inseparables, se hicieron novios.

A ella le toco viajar algunas veces hasta la playa puntahermosa que, es donde él vive hasta hoy con algunos de sus primos (en la casa de su familia), todo el verano, todo el invierno, porque es adicto a las olas, a las tablas, y al mar.

A él le toco dejar de caminar descalzo por las riberas de su amada playa con su inseparable wetsuit para vestir de pantalones, zapatillas y polos cuello V, para verla linda como ninguna correr a sus brazos cuando lo distinguía acercarse a pocos pasos de la casa de sus padres, en un edificio cercano al parque elolivar.


Hasta que un día tuvo ella que crecer, y encontró un laburo a tiempo partido en una empresa que le brindaba (además de un moderno blackberry), las prácticas necesarias que ella buscaba para conocer algo más de la carrera a la estaba avocada (más allá de pensar en el amor de un chico lindo) en cuerpo y alma: administración de empresas.

Él, dejó de asistir a la universidad porque pensó que eso no era lo suyo y formo un nuevo grupo musical, se cortó el cabello como todo un chico formal, se vistió de jeans apretados, camisas serias y sacos oscuros (onda muy london), y se fue tocando las puertas de todos los bares, tabernas y clubes nocturnos posibles para ver en cual lugar podría hacer gala de sus cualidades musicales junto a su nueva banda.

Un día que se levantó con el ánimo de pensar que nada cambiaria su vida, llegó su prima argentina a su casa, y se instaló por tercera vez junto a los demás miembros de la familia. Él, dejó abandonados sus brazos en el aire para recibir los de ella (contentos de verlo otra vez), y le escucho a ella hablar muy feliz de lo bueno que es encontrarlos a todos una vez mas.

Abrió algunos regalos de los tíos y los primos, y caminando por las orillas del inmenso océano, se enteró que su adorable prima se quedaría solo 11 días para pasarla súper junto a su novio limeño, un tipo que se había escapado siempre de lima, que ahora se había refugiado en la casa de una playa cercana, y que además tenia la mala costumbre de registrar todo a su alrededor para escribirlo en un blog, al que en un principio habían nombrado todos alegremente : elinfiernosonlosdemás.

Se metieron al mar todos, y allí decidieron largarse de la horrible ciudad, olvidarse de lima, y pasar unos cuantos días viviendo y pensando en el amor y en otros demonios, en las calidas playas de máncora. Se unieron a ellos todos los demás, y así llegaron a ser casi 20 personas en un solo auto en el que vivirían “algunos” hermosos recuerdos y “otras” pesadas experiencias.

Ya instalados en los cuartos de un hospedaje para turistas, se encontraron de pronto en las arenosas calles de ese balneario dando vueltas, buscando algo de diversión, la pelirroja chica argentina compraba con ansiedad toda clase de chucherias e instrumentos que le pareciesen curiosos, la chica de los castaños cabellos cortos se reía de todo mientras hablaba sin pausa por el blackberry (que nunca se separó de ella en todo el viaje). Él, probaría suerte junto a sus amigos buscando un local para tocar esta noche si fuese posible; mientras, el viejo chico que gustaba de escribir y escuchar música todo el día, contemplaba feliz (con unos cigarrillos en la mano) como su novia porteña se movía a su alrededor haciendo que bailen los colores de su casi diminuto vestidito.

Habían quedado horas después (conectándose por el móvil) en encontrarse con el resto de la banda en un bar que servia también de casino, de discoteca, y talvez de garaje en temporada baja (léase en invierno).

El escribidor y la pelirroja se vistieron con las peores prendas que cargaban, y esperaron impacientes a que la chica de los cabellos cortos se digne a salir del cuarto contiguo, ó a colgar el maldito teléfono. Pero como siempre esto, esto nunca paso.

Cansados de esperar llegaron caminando al local, y se ubicaron en una mesa cercana a la tarima que, se había separado solo para ellos (los invitados), pues esta noche, esta noche el chico que había buscado una oportunidad en lima para hacerse famoso, tocaría esta vez en máncora. Lejos del mundano circuito de musical de lima, junto a una jauría de indocumentados turistas que, seguro jamás se prendera a sus temas propios pues poco le importaba el sentido de sus letras en español. Evidentemente desconocidos para todos.


Ya iniciada la noche, habían sido mas 7 canciones inéditas las que se habían perdido en inconciente colectivo del publico presente, y mas de 5 jarras de cervezas las que después vaciaron esperando a la mujer que él decía amar, y que por casualidades del destino no aparecía, no contestaba a las llamadas de ninguno de nosotros. La chica que otra vez prácticamente parecía… no existir.

Ya la gente alrededor se impacientaba, y todos querían escuchar algo de música popular, algo que no sea lo que ellos están haciendo hasta hoy, que no sea tampoco la típica cumbia o reggaeton que siempre inunda las radios de lima ó quizá de todo el país. Algo que se escuche mejor.


Él, dejó aun lado el helado vaso en el que se vertía la cerveza de cuando en cuando (en el prolongado descanso de la banda), y confesándole a su amigo el escribidor que, no soportaría una más de las incomprendidas faltas de su novia, se subió a la tarima, acomodó entre su pecho y sus brazos una guitarra eléctrica. De espaldas al publico miró atento al baterista qué hizo 3 golpes con las baquetas, y después de escucharse los primeros riff de rigor de las cuerdas de su instrumento, sacudió su cabeza muy cerca del micrófono (varias veces) hasta el instante en que se escupieron de su boca, de lo mas profundo de sus tirrias, parte de las nefastas letras de una canción de mychemicalromance, que sacudió a todos los presentes cuando, y de pronto, sus labios exclamaron el dolor de sus heridas diciendo: Well, when you go Don't ever think I'll make you try to stay, And maybe when you get back I'll be off to find another way, And after all this time that you still owe. You're still the good-for-nothing I don't know, So take your gloves and get out Better get out While you can. When you go. Would you even turn to say I don't love you Like I did yesterday.

Cuando terminó la canción que, se había convertido en la bandera oficial de todo eso que guardaba con odio y decepción, todos los presentes nos quedamos pensando en si aplaudir ó subir a la tarima y abrazarlo. Nos miramos entre todos y encontramos en el brillo de sus ojos la imagen de ella que, parada en la puerta (con sus castaños cabellos cortos, el móvil y la carterita chic en la mano), había llegado como siempre tarde para darle suerte, tarde para acompañarlo, pero no para escuchar parte de las letras de aquella furibunda canción.


No se acerco mas a él (dio media vuelta y se fue), no se acerco mas a nosotros (regreso seguro a lima, no se podría precisar como). Él, conoció a otra chica de cabellos cortos que le alegro la noche, y se metió con él al mar, y a bailar con los peces hasta que amaneció, y se despidió con algo mas de 2 apabullantes besos en el cuello, y nunca mas la vio; y yo, yo me quede en la orilla mirándolos, y escuchando en el IPOD algunas canciones de sodastereo con la argentina que alguna vez me hizo feliz, inmensamente feliz.


IMÁGENES PAGANAS: la manzana de la discordia, sé que de alguna forma no será grato poner fotos de ella porque es evidente, ya no merece nuestra atención, pero, y quizás para saciar el insano deseo de alguno de los lectores de este blog de saber quien es quien, aquí una parte de las fotos de ella que he robado de tu ordenador (es además la que mas me gusta). Leí tu blog y la historia sobre este escribidor. No podía hacer más que devolverte el cumplido y contar la misma historia (que pretende ser la oficial). Estas servido.


Espero que ya no me llames mas para correr olas porque sabes muy bien que ya no estoy para esas vainas, espero que me dejes entrar a tu casa aun sabiendo que mi historia con tu prima llego a su fin, y por ultimo, espero que me dejes colgarme de tu fama para conocer a las otras chicas de montón.


Ya poco ha quedado del tiempo en que salía todos los días al cine, el dinero, los amigos, mi hijo, las frutas y las medicinas han ocupado gran parte de mi tiempo (y mi dinero). Hace unas noche me prendí de theadventuresofpriscilla, queenofthedesert; si, un viejo DVD que encontré entre mis cosas, me llevo otra vez al maravilloso mundo de luces y lentejuelas que tanto atraen a algunas personas. Excelente film y uno de mis favoritos de todos los tiempos.

ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU

martes, 15 de septiembre de 2009

hablando a tu corazon

“El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla

ISABEL ALLENDE

COPACABANA

CUANDO BESAS A UNA MUJER QUE AMAS, NO
existen palabras para describir aquello que tus sentidos van marcando en tu corazón, en tu piel, simplemente buscas eternizar ese instante una y otra, y otra vez, sin reparar en todas y cada una de las personas que ajenos a todo ello que ahora vas descubriendo en ti: respiran, corren, caminan, o discurren a tu alrededor.


Caminaba feliz por las riberas del mar de la mano de la mujer que amaba, observando dichoso a todos aquellos seres que al igual a él se resistían a alejarse del océano (aun cuando el sol ya da dada claras muestras de querer descansar) distinguiendo notoriamente como todo a su alrededor ahora se veía diferente. Indescifrablemente diferente para él.

Un último paso a mitad del camino lo hizo detenerse, espaciar sus respiros y acercar hacia si lentamente el delgado cuerpo de la mujer que lo trajo de la mano a este paraíso.

Se ubicaron frente a frente y sin decir una sola palabra ella entendió todo ese vendaval de emociones que él guardaba en el corazón (que nunca antes se había mostrado con nadie) y que se iría descubriendo sin temor, a cada minuto que compartían juntos. A cada segundo que se miraban el uno al otro.

Los 2, descalzos, con el agua que mojaba repentina y de cuando en cuando (mas allá de las orillas) parte de sus pies, mirándose mutuamente, complacidos de saberse juntos, abriendo en silencio sus corazones, dejando que el clima, el tiempo, y el mar, dibujen extraños brillos en sus pupilas que delaten a flor de piel eso que gritaban sus sentidos, que jamás a sabido interpretarse en palabras, y que nunca entenderían los que se niegan a amar.

Él, dejó que su mano izquierda abandone los brazos de una aventurera mochila que cuelga de su espalda, que lo ha acompañado por la mitad de américa (que ahora guarda sus ropas, sus slaps y sus documentos) y la acerca lentamente a la mano derecha de ella que, cruza contenta sus dedos entre los suyos.

Ella, que va sin apuro acariciando con sus manos las manos de él, recibe feliz un alegre soplo del viento (que les regala la brisa del mar), y que no parece interrumpirlos, aun con todas las voces de los demás que se mueven a su alrededor. Aun cuando parte de sus cabellos parecen correr, bailar y tener vida propia al caprichoso ritmo del viento.




Aquellas manos (de él) que algunas veces se han sumergido en la delicada tarea de escribirle a mano o frente al ordenador románticas cartas (en el tiempo que ella no estaba cerca), se van separando de los dedos de ella, para subir por sus brazos, hasta detenerse la altura de los codos. Una de sus manos que, parece tomar repentina independencia, escala lenta y pesada una travesía desde los codos de ella, hasta sus hombros, donde se detiene a jugar haciendo círculos y garabatos por el cuello de su amada, rozando al final de camino sus mejillas con la trémula piel de sus dedos, sin dejar de contemplar su divino rostro tan sonriente que, alguna vez (cuando era niña) se vio invadido de innumerables pecas que poco a poco han ido abandonando sus infantes facciones para terminar de convertirla en el rostro de una mujer.

Aquellos pies (de ella) que algunas vez dejaron su natal seattle para seguirle a él hasta el mismísimo infierno si se lo hubiesen pedido, dieron sin pensarlo -2 veces- un paso hacia adelante, y proyectando una dulce sonrisa, escondió sus manos detrás de la cintura de su amado, encerrándolas luego en un abrazo que no por ser débil dejó de sentirse intenso en sus corazones.


Las manos de él que, ahora recorren los cabellos de ella, van aproximando sus rostros delicadamente cada vez más cerca, mientras se dibujan diferidos colores en el horizonte, haciéndoles saber a todos los veraneantes que, felices aun corren por las orillas, que, ya va cayendo el sol derrotado ante la nueva de monarquía de la diosa luna que pronto cubrirá con su luz la que será seguro una noche inolvidable.

Ella, que sin proponérselo ha descubierto que en esta hermosa playa tendrá la oportunidad de hacerle saber que no piensa alejarse de él nunca mas, va elevando el nivel de sus respiros, que se agitan sin razón a cada paso, que le dictan que cierre los ojos y descanse su cabeza en los hombros de él, que ahora baja sus manos hasta la altura de la cintura de su amada, atrayendo mas su cuerpo al suyo, que espera seguro impaciente poder sentir una vez mas los pequeño senos de la mujer que ama pegados a su cuerpo.

Ella, subirá sus manos deslizándolos suavemente por los brazos de él, hasta cruzarlos por detrás del cuello de su amado, y sin dejar de mirarle fundirá con sus labios (en los suyos), un idílico pacto que no querrá romperse nunca. Él, dejara de buscar en sus demonios la felicidad y tendrá que elegir entre seguirle los pasos a la maravillosa chica que ha reconstruido su savia (en el tiempo que era literalmente pedazos de él regados lejos de lima) o volver a su ciudad y enfrentar una verdad que espera sacudirlo tarde ó temprano.

Este ínstate que jugara seguro un papel importante en el resto sus días, los hace sentirse ahora acompañados, y no casi solos como es que en realidad están, pues ya casi nadie camina en la playa.




Es así como los pocos veraneantes que transitan a su alrededor (y que se van despidiendo del mar) se visten ahora de frac, y un piano que, se divisa ahora a un lado de la orilla, interpreta junto a una guitarra acústica y otros disímiles instrumentos, hermosas melodías de thebeatles al ritmo de bossa & jazz en la voz de ritalee, convertida ahora en una secreta amante que le dice al niño que siempre se escapó de casa, al chico de la calle, a ese hombre que hablado 1,000 a su corazón aquello de… Mas se eu sentir Que nós estamos juntos Longe ou a sós No mundo e além Pode crer que tudo bem O amor só precisa de nós dois Mais ninguém Uuuuh!...
Se você quiser Ser meu namoradinho E me der o seu carinho Sem ter fim Prá você eu digo:Sim!...
y claro, no terminara nunca de repetirse esa canción en sus mentes aun cuando ya hayan dejado de mirarse, aun cuando sus vidas no se crucen mas en el mismo universo.

Sin decir una sola palabra, caminaran de la mano, hasta que les siga la noche, hasta que la luna los abrigue en algún lugar de este paraíso, hasta que llegue el día de mañana y los despierte el sol, hasta que se digan (en el idioma de él, en idioma de ella) sin el animo de dejarse el uno al otro:

Te amo. I love you.


IMÁGENES PAGANAS: buscandoamérica, hace algunos años atrás él dejó muchos asuntos por resolver traspapelados en el olvido (para instalarse otra vez en su país). Uno de ellos tenía nombre propio y se ha convertido a lo largo de todos estos años en algo más grande que un hermoso recuerdo.




Esta imagen, extraída (sin consentimiento) del álbum personal del facebook de una rubia americana de sonrisainolvidable, le da a él pequeñas señales de que ella (ahora casada) aun se acuerda de todo eso que alguna vez los juntó en un solo universo.




La historia del pop esta construida de extravagantes excesos, y el film 24hourspartypeople es sin duda una exagerada muestra de lo que ello significo. Una divertida visión de todo lo que simboliza el britishrock... aun hasta hoy. Película que me hizo saltar de alegría otra vez sobre mi cama y bailar como un loco con algunas de las mejores bandas de la historia. Ah, los extras del DVD son sencillamente extraordinarios.

ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU

jueves, 10 de septiembre de 2009

el odio de dios

"No creo en la muerte porque uno no está presente para saber que, en efecto, ha ocurrido".

ANDY WARHOL

LURIN

SÁBADO 11:46PM. ALGUNOS DE MIS AMIGOS
deben estar ingresando a un horrible concierto punk en un asqueroso local del centro de lima llamado atractivamente elaverno, algunos otros dando vueltas por ciertos bares de la ciudad ó buscando cómodas entradas de reventa para el recital de juanluisguerra, algún zarpado está metiendo las manos en el excitado cuerpo alguna de las chicas que antes me amaba, mi hijo debe estar riendo a carcajadas jugando en el bowling del jockeyplaza con sus primos, y me imagino a algunos de mis compañeros de trabajo chocando felices (a la voz de ¡salud!) los cochinos vasos llenos de cerveza de alguna cantina de cuarta. Puedo fantasear con los brillantes ojos de la chica de la coraza y el antifaz alistándose para salir con sus amigas 20ñeras, y con los labios exageradamente rojos de una de las bloggers (que se prenden a mis escritos), y que va apagando con los dedos en las teclas rápidamente el ordenador porque alguien la espera impaciente en el coche, ya que la noche recién empieza y todos, todos están contentos, todos están felices. Todos menos yo.


Yo que me tengo que comer las imágenes de todas las piruetas de los seudo-bailarines del showdelossueños, yo que me comeré el acartonado sketch de la viejas pitucas del especialdelhumor, yo que tengo que contemplar asqueado como tularodríguez y jessicatapia miran ilusionadas a esa bola de grasa llamada álamopérezluna, yo que ya debería estar ebrio vendiendo mi alma a cualquiera que me regale unos cuantos vasos de whisky (y uno que otro cigarrillo) en vez de revisar el DVD de alguna romántica película americana que jamás me hará sentir acompañado. Yo que no debería estar echado en esta cama aguatando sin fuerzas las ganas de orinar.

Es curioso pero no te guardo rencor dios, no esta vez, ni en este momento. Te imagino feliz en tu trono disfrutando verme así, sentado ahora en este escritorio, esperando como un tonto a que alguien se prenda al messenger para cruzar palabras con alguna de esa almas solitarias que al igual yo, no tienen quien los acompañe esta noche de septiembre. Con esos seres llamados despectivamente por los demás como: losers.

Es seguro que la noche de ayer viernes golpeabas los pies contra el suelo una y otra vez impaciente esperando a que algo me levante de la cama, a que algo acabe con el dulce sueño que tenia con andreaiglesias (una de las chicas que mas alegrías a traído a mis días desde que la encontré buscando imágenes que me sirvan de atractivos wallpapers para mi ordenador), es seguro que buscaste comodidad en tu espacio para ver como este ingrato cordero que siempre se ha escapado de tu rebaño hacia fuerzas parado en el excusado tratando infructuosamente de orinar. Si, has separado tus largos cabellos canos de tu rostro para verme asustado frente al excusado preguntarme (ante la súbita crudeza de un agudo dolor que impedía el normal desempeño de mis necesidades) para mis adentros:

-¿Porque no puedo orinar?-

Sí, eso es, y no lo puedes negar. Yo, he sido como todos los demás convertido por tus caprichos en parte de tus experimentos, y no has parpadeado siquiera al verme angustiado con el pene en la mano, con un indescriptible dolor en la vejiga, con el sudor en la frente, con la inesperada preocupación en la mente, y con la insigne pregunta que te hacen todos los pecadores que como yo alguna vez reciben un poco de su propia medicina.

-¿Porque yo?-

Sin dejar tu cómoda butaca has acercado mas tú mirada a mí para verme buscar inútil entre mis cosas, mis adorables pastillas de colores para que me den el descanso onírico (léase, que me lleven al sueño y quiten o me alejen aunque sea por unas horas de este terrible dolor que hasta ahora lo siento en mi). Y has frotado tus manos dibujando una risita en tu rostro cuando me viste golpear las paredes de impotencia, al caer en que ya no tengo ni una sola píldora en la estantería, en que no podré salir a comprar ni una sola tableta porque ninguna botica atiende en la madrugada en este maldito lugar, en esta maldita playa.

Te has sentado a mi lado en el taxi que a primera hora me llevo a ese cuarto de emergencias que tanto odio de la clínica, y has desatado a propósito de mis pasadores para que tropezara al caminar cuando avancé a paso lento para hablar con la doctora de turno. No te atrevas a desmentirlo.

Fuiste tú él que le dijo a la oreja a esa robusta señora de casi 50 años (que funge de doctora) despida la más mortal de sus iras y sus burlas sobre este escribidor cuando (ante la cómplice mirada de la enfermera de turno) y después de escuchar atenta el porque de mi nueva sorpresiva visita dijo:

-“Señor Peralta relájese, bájese los pantalones y ubíquese en la posición que le he indicado”-

Me has humillado otra vez pero no importa. No voy a renegar de ti ni a echarte la culpa de todos mis males, aunque sé que fuiste tú exactamente el que pediste (por la voz de los especialistas) que dilapide todo mi dinero en urgentes exámenes de orina aun sabiendo que no podía orinar. Fuiste tú el que me llevo de la mano a un pequeño cuarto en donde todos esos matasanos (indiferentes a mi dolor) me pedían ingerir cantidades industriales de agua, según ellos vital para continuar con los estudios de mi acongojada enfermedad.

Todos tus santos y tú observaban satisfechos como esos aprendices a médicos exploraban escarbando por dentro de mi cuerpo en esas partes que por pudor y vergüenza no detallare, untándome luego gelatinosas líquidos sobre mi estomago para visualizar con la ayuda de un aparato (que parecía sacado de alguna película de ciencia ficción de los años 70s) en una pantalla de blanco y negro, el interior de mis entrañas.

Malditas ecografías -pensé- aguantando por dentro y en silencio (como todos los hombres de verdad), un terrible dolor.

Nadie te vio pero yo sé que fuiste tú el cogió de mis riñones apretándolos contra mis pulmones para que el dolor se haga mas intenso a cada segundo que las ganas de orinar se dibujaban en mis sentidos. Sólo me quedó aguantar una pregunta entre mis labios que se ahogaba silente por los pasillos de ese nosocomio.

-¿Puede acaso un hombre pasar 2 veces por el mismo infierno?-


Qué no recuerdas que solo unas semanas atrás me trajiste de las orejas a este mismo consultorio para escuchar de la voz de la misma regordeta doctora que ahora sabe mas de mis interiores que yo mismo que, no podré seguir fumando, que no podré seguir tomando café, que tengo que comer frutas todos los días, que deje los interminables festines con mi inseparable amigo johnywalker, que evite las frituras, las sales y los picantes, que empiece en pensar que el agua pura será mi único amigo en los próximos años, y que en especial vuelva a la vieja rutina de los ejercicios matutinos porque ya a mi edad es bueno mantenerse siempre activo para evitar algún imprevisto paro cardiaco.

-¡Oye, yo todavía no tengo 40 eh!-

Esta es acaso tu forma de decirme que cambie. Qué, acaso no puedes expresarte por otros medios. Eres tan grande, eres tan poderoso y no puedes siquiera hablarme. Escúchame ahora:

-“yo-soy-como-tú, no-soy-perfecto… y recuerda que estoy hecho a tu imagen y semejanza”-

Has descargado sobre mi todo tu odio. Lo sé, y no puedes negarlo. No a mí. Lo supe cuando vi las manos del medico cubrirse con gruesos guantes, cuando estos a su vez eran revestidos por un liquido lubricante para buscar en mis adentros la llamada prueba que certifique que yo, que yo estoy mal.

Si, y no lo niego. Fue allí donde caí en la depresión una vez más. Verme así tan expuesto ante todos fue fatal para la dignidad de este escribidor, me diste de a palos, lo sé, y declaro que, en algún momento quise que me trague la tierra al saber o darme por enterado que ya no soy tan delgado como antes, que una horrible panza se dibuja en la parte media de mi cuerpo, y que talvez la falta de ejercicios madrugadores ayuden a construir en mí a un ser desconocido por todos, un viejo flaco y panzón que terminara con todo aquello que he construido a base de las experiencias: mi autoestima.

Fue seguro el espíritu santo el que te incentivo a apostar 20$ a ver si es que yo parado en la farmacia gastaba todo el dinero que me sobraba comprando sibilinos medicamentos que me sirvan de alivio para aplacar el súbito dolor que me aquejaba. Y no quiero ni describir tu expresión, cuando junto a la horrible chica que atendía tuve que descifrar las ininteligibles letras que revelaban cuales eran las indicaciones del doctor, esto sin mencionar la cachacienta cara de la mujer al saber que todas esas píldoras eran sólo para mí.

No dejaste de mirarme ni un segundo en todo el camino que recorría el auto para llevarme de regreso a casa, para darte por enterado de buena fuente que no me había bajado en cualquier paradero y así perderme de tú in sinuosa mirada, y fuiste tú el que (cuando caminaba cerca de la iglesia) se escondía detrás de ese niño que dejó en mis manos un papel impreso con el funesto mensaje que decía:

Tienes problemas con el alcohol, encuentra la paz en la palabra del señor. Llámanos: alcohólicosanónimos.

Y sonreíste junto a tu hijo cuando me viste dándole vuelta a la llave de mi casa con apuro, porque nuevamente las ganas de evacuar todos los líquidos que tuve que ingerir a fuerza me ganaban.

Chocaste las palmas de tu mano derecha con las de las de la virgenmaría cuando yo derrotado, me echaba sobre la cama mirando con una extraña mezcla de melancolía, nostalgia y miedo las puertas del baño en espera de que algo se abra en el gris cielo de esta ciudad para devolverme el milagro de orinar como lo hacen todos, como seguro lo haces tú. Sin dolor.


E hiciste mutis cuando decidido a olvidarme de todo, escuchaba entre las canciones de un CD de morrissey -que me regalo la bestiapop cuando regresó de un sórdido viaje a alemania- eso de: I was a good kid I wouldn't do you no harm, I was a nice kid With a nice paper round, Forgive me any pain I may have brung to you, With God's help I know I'll always be near to you, But Jesus hurt me When he deserted me, but I have forgiven Jesus For all the desire He placed in me when there's nothing I can do With this desire... y sin dejar de mirarme, en el momento que cogias con tus manos parte de tu gran blanca barba, moviste con tus poderes los cables para que se apague mi ordenador justo cuando terminaba de escribir secretos mensajes a una pelirroja argentina que extraño mucho y que ahora es mi gran amiga, únicamente porque no te gustan las canciones de fangoria y miranda! que yo siempre escucho, y en las que voy buscando de repente -entre sus letras- algunas respuestas a mis lamentos.

Si pues, son bandas gays ¿Y que?… a mi me gustan.

Sabes, yo conozco de muchos elementos que no merecen siquiera ser considerados como seres humanos, (a quienes cubres con tu gracia) malditos bichos que utilizan a confundidos chicos para vender fármacos, inescrupulosas señoras que se aprovechan de adolescentes para someterlos a desenfrenados delirios sexuales, despreciables insectos que golpean a sus madres y hasta mujeres ajenas, canallas que se llenan de dicha de saber que si ellos no son felices nadie tendrá que serlo, manipuladoras féminas que envuelven en recargadas caricias de amor mortales verdades, psicópatas que se deleitan llenando de dolor la mente de chicos suicidas, desquiciadas mujeres que se olvidan de ser madres para acostarse con cualquiera olvidando a sus hijos, nocivos individuos que ocultan en la amistad una fijación enferma por los demás. Están por todos lados y son perores ejemplos que yo.

-¿Por qué entonces te ensañas con este ingrato escribidor? Justo ahora que puedo decir que yo soy el mejor ejemplo de honestidad.-

No hablo con mis amigos acerca de mis demonios eso es verdad, pero dejo en el blog gran parte de mis secretos (para ser leídos por cualquiera) como muestra de que yo, yo estoy en proceso de cambio. Y no espero que algún día me perdonen cuando descubran que nada de lo que expongo es mentira, cuando logren descifrar (entre todas esas canciones que les agrego a los post) que soy yo (y yo fui) alguna vez todos esos personajes que algunos creen escondido en enredadas y explicitas verdades maquilladas de falacias.

Para que hacerse mala leche pensando en el pasado, para que divagar pensando en lo que quiero en el futuro… para mí, es mejor vivir al máximo el presente y saber que hago todo lo posible para obtener lo que quiero.

Yo, soy ese amigo fiel que siempre les escucha, ese ángel que les ayudo a salir del abismo, ese malbicho que se acostó con sus novias, ese demonio que ha negado 1,000 veces su naturaleza, y ya, ya no espero que me den una oportunidad mas como yo, como yo ahora te la doy ti. Dios.

IMÁGENES PAGANAS: iamnot, a mi amiga carladelrocio no le gusto para nada que me rapara la cabeza a mitad de año, que acabe mi historia con missv, que siempre quiera salir con su esposo a clubs nocturnos (lejos de ella), que aparezca dormido junto alguna querida amiga en la cama de sus hijos, que me niegue a hablar siempre de mi… pero si algo disfrutó a carcajadas de mis ultimas visitas a su casa, fue el rotulo de mi polo que describe de alguna forma eso que esconden todas mis mentiras.


Espero pronto recuperarme para llegar a tu casa e invadirla junto a los demás, y no salir hasta que me boten a palos tus suegros que siempre interrumpen nuestras reúnas en el fenecido estudioproyectil… mientras amiguita salud: contigo y sin mí.


Y hablando de películas algo románticas, una de las que se pego a mis ojos en el pasado fin de semana fue velvetgoldmine, la secreta historia de un ídolo de multitudes que hizo lo que le cantó el culo con su vida, con el amor, con las mujeres y con todos los hombres que amo… la historia no oficial de davidbowie. De visión obligatoria para fanáticos.

ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU

domingo, 6 de septiembre de 2009

la oveja negra de la familia

“Soy buena persona, pero mal escritor. Soy buena persona, pero no cuando escribo”.

JAIME BAYLY

IQUITOS

LA OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA SE LEVANTÓ DE la cama con un terrible dolor de cabeza, caminó desnudo hasta la entrada del baño y cerró detrás de si esa puerta, arrastró hacia él una pequeña toalla de manos que colgaba de la pared y que apenas podía cubrir la mitad de su cintura, la extendió entre su cuello, sus hombros y su espalda (como si esta fuese una pequeña chalina) y lavó su cara con agua y jabón antes de ver su reflejo en el espejo, dibujando después sin moverse del mismo lugar, alegre como un niño (en el recreo del kinder), garabatos en la superficie de las paredes con las manos mojadas, labor que se vio interrumpida por una voz que venia exactamente del mismo lecho (que le había acogido antes por algunas cuantas horas) y que le dijo en un casi inescrutable tono y conteniendo un exagerado bostezo:




-¡No te demores!-

Eran casi las 08am y él no estaba dispuesto a volver a la cama, no sin antes enfrentarse con la verdad. Estiró como un gato todas sus extremidades (brazos y piernas) antes de presionar fuerte con sus manos cada parte de su rostro, intentando seguro mas allá de terminar por despertarse, dar con ese chico que se había escapado otra vez de limalahorrible para meterse en una jungla tan atractiva y seductora como sus mundanos vicios. Extendió sus brazos sobre el lavatorio, y mirándose en el reflejo intentó ensayar eso que cuando salga de este cuarto no pensara guardar para sus adentros.

Podía escuchar (desde el baño) que se movía sobre la cama el cuerpo desnudo de su nueva compañera, quizás buscando ampliar la comodidad de su descanso ó tratando de encontrar con las manos en el piso (sin bajarse de la cama), las pocas mantas que de nada les sirvieron para abrigarse en esas 4 horas en las que desenfrenadamente se han negado a dejarse el uno al otro. Ella, era ajena a entender el laberinto de depresión y vergüenza en la que seguro se sumergirían sus sentidos después de que él salga del lavado. Él, tenía claro que ese era el sonido que se dejaba escuchar detrás de la puerta porque, su mirada clavada en el espejo y su cuerpo inerte no hacían el menor de los ruidos: tratando de ordenar sus ideas.

Nunca había hablado con su padre mas de 30 segundos, sus encuentros parlantes solo se remetían por su parte a: buen día papá, si señor, adiós papá, no señor, hasta luego papá, y el clásico: buenas noches con todos. Y de parte de su padre el típico ¿como estas?, ¿adónde vas? ¿a que horas regresas? Y el imperdonable y más extenso de todos: ¿Quiénes son esos maricones que te esperan en la puerta? Después de ver a algunos nada masculinos chicos maquillados, de pantalones de cuero, peinados raros y vestidos de negro preguntando por su hijo luego de tocar con insistencia una y otra vez el timbre de la casa. Pero si algo había aprendido a decodificar e interpretar de todas las cosas que ha visto y vivido en estos casi 20 años de convivencia con el capitántrueno es:

“Un hombre tiene vivir al máximo antes de decidirse por quedarse con alguien. Por hacer una vida en pareja”.

Acercó mas su rostro al espejo y después de ver como su aliento empañaba su imagen, dijo en voz bajita cuestionando quizás sus propias palabras:

  • Es verdad, yo estoy lejos de convertirme en el enamorado y mucho menos en el novio de alguien, porque en realidad ese calificativo es muy, muy grande para mi, ya de imaginarlo me siento un enano, pero uno de verdad, y yo no quiero sentirme menos que nadie. Eso también es verdad.
Imaginó sin separarse del espejo que en realidad miraba a los ojos de la limeña que lo había invitado a pasar unos días en la casa de su adorable familia, tratando de buscar su mirada en las pupilas de esa chica, y sin temor a herirla a ella, ó la pared que ahora se ha convertido en el escenario improvisado, en el ensayo de un forzado final; dijo:

-Lo siento. Esto no funciona-

Pensó que seguro ella le hará un drama como todas las chicas de su edad que parecen vivir una novela todos los días, que exageran en sus reacciones y hasta manipulan a sus novios de turno o a los demás con compelidas lágrimas, pero él, él ya conoce bien este cuento. Esta vez él será firme y sincero.

Claro, demás esta decir que la ha pasado bien con ella haciéndose bromas en el malecóntarapacá, y tomando fotos a todos los extraños animalejos silvestres del mariposariopilpituwasi, aunque deba confesar que, ya se sentía morir deshidratado cuando llegaron al barriodebelén; mención aparte esta también que disfruto al máximo la noche de ayer sin cigarrillos pero con muchos tragos exóticos en esa disco tropical, pero debe agregar también a la fatídica y pequeña frase que le dará fin a su tortuoso noviazgo, antes de que se le borre de la memoria:

-“Olvídate de mí”-

  • Vamos, para ser sinceros, no sé que has visto en mí como para decirle a tus hermanastras y al resto de tu familia que soy tu novio, que yo soy un chico lindo, que acaso no te das cuenta. Me molesta, me irrita que me estés cogiendo de las manos (para que nos vean los demás) cuando caminamos por estas calles, hace tanto calor acá que por dios, lo último que se ocurriría es moverme o abrazarme a alguien en la calle. Ya hasta escucharte me hace sudar, ya no quiero que me abras tu corazón para decir buscando seguro moverme el piso y sensibilizarme:

-¡Te amo!- Por dios, tenemos 20 años y recién hace menos de 2 meses que nos conocemos.

  • Ya no voy a fingir más que me siento bien con esto, que me siento atraído por ti ante los demás. A sido una gran idea escaparnos de lima, eso es verdad, pero creo que esto ya se esta escapando de mis manos. No eres mala persona, no te ofendas, pero yo no estoy preparado para ser el novio de nadie, eso no va conmigo, me asusta que andes diciendo que yo soy tu novio. Que va a pasar cuando lleguemos a lima y llames a mi casa preguntando por tu novio. Mi madre se va caer de espaldas al suelo al saber que su único hijo regreso de la selva convertido en el novio de una chica con la que ocasionalmente fuma marihuana y que ella no conoce (mención aparte que todos creen que mis 5 días acá serán estrictamente por trabajo). Bueno, mi padre se va alegrar porque el cree que soy gay, pero después reaccionara y me dirá jalándome de las orejas.

-¿Seguro ya metiste la pata?-

La oveja negra de la familia interrumpe su parlamento cuando, escucha que la chica que, impaciente espera una respuesta positiva a sus reclamos le dice:

-¿Estas allí todavía?-
Infla sus pulmones del viento fresco que solo le trae la mañana, y que escasamente se filtra por las ventanas del lavabo, y silenciosamente expulsa en un prolongado soplo todo el aire que se ha contenido en su pecho antes de seguir.
  • Ya bastante tiene mi familia con la perdida de mi querido tíorodolfo que dejó a toda su familia en huancayo por quedarse a vivir en algún recóndito lugar de esta selva, ya te conté que hasta ahora lo están buscando todos sus hermanos. Tenia una linda casa, una hermosa esposa, 2 pequeños hijos, un auto nuevo (que renovaba cada año) y todo, todo lo dejo por quedarse a vivir en esta jungla. Nadie lo entendió entonces y nadie lo entenderá seguro mañana… y yo, yo no quiero ser parte de esa banda de locos que abandona todas las comodidades por el amor de una mujer. Y menos cuando no siento que no la amo. Además estoy seguro que cuando te pase esta etapa de pensar que vives en una novela de corintellado, cuando cruces los 30 pensaras en echarme la culpa de todas tus frustraciones a mi ó todos los hombres que han estado contigo(y eso es insoportable), y no voy a querer ni mirarte a los 40 porque esa etapa es la peor, te va a dar por hacerte novia de todos los chicos perdidos que hay en este país (comprando amor amarrada al timón del auto), no es que conozca bien a las mujeres, solo sé lo que me cuentan los demás. Y yo les creo.

-Por todos los dioses ¿Que te pasa?-






All I want to do is see you again Is that too much to ask for? I just want to see your sweet smile Smiled the way it was before Well Ill try not to hold you And Ill try not to kiss you And I wont even touch you All I want to do is see you Dont you know that its true... dice en voz alta la chica tirada en la cama que, seguro cansada de esperar, ha encontrado en la repisa el cassette de depechemode (que le grabo años atrás a la oveja negra de la familia su amigo rafael), ha colocado los auriculares a sus oidos, le ha puesto play al boton del walkman y llevada por el alegre ritmo de la canción, reproduce en un volumen mas alto de lo normal, las letras de esa linda melodía mientras seguro mueve contenta su cuerpo en la cama.

  • Aun tenemos 19 años para llamarnos novios, eso es fuerte sabes, y francamente yo no creo ser el novio de nadie, es mas no solo estoy saliendo contigo, también lo hago con la hermana de mi mejor amigo, con su vecina y a veces con alguna chica de la universidad. Oye cuando me conozcas vas a ver que no soy el chico lindo que les dices a todos que soy, tengo todos los vicios heredados de mis 4 hermanas, es mas, podría asegurar que conmigo no estarás con un hombre de verdad sino con una chica, porque ahora que soy sincero, quiero confesarte que siempre he creído que yo, que yo que soy una chica encerrada en el cuerpo de un hombre.

    • No me gustan los hombres eso es verdad pero joder, cuando me siento mal, cuando quiero apagar todos mis temores, mis dudas, no voy a patear con rabia inútilmente una pelota jugando fútbol (porque a mi no me gusta jugar eso), no voy romperle la cara al primer imbecil que se presente (porque eso resulta innecesario), ni a tomarme toda las cervezas de un púb en barranco (porque a mi solo me gusta el whisky); lo primero que busco es un centro comercial para comprar ropa ó una tienda de discos para olvidar mis penas cubriendo mis vacíos. Lamentablemente no puedo hablar con mis amigos (como lo hacen ustedes con sus amigas) porque para ser francos, los hombres no sirven para escuchar a los demás.

    • Yo también soy manipulador como todas las mujeres, y no me gustaría estar en competencia contigo, seria una guerra sucia, ya me veo peleándonos por el maquillaje, porque has de saber que yo también me maquillo, no recuerdas acaso como me conociste en la nohelden.

    • Yo no quiero conocer a tu padre cuando regresemos a lima, ni visitar a tu madre que vive con otro tipo desde que se divorcio de tu papi, no voy a llamarte por teléfono nunca porque como todas las mujeres (y eso lo he aprendido bien de todas mis hermanas) espero que primero me llamen a mi, y ya te lo he dicho… yo, soy un tipo muy raro.


    • No quiero regalitos de peluches y cartitas de amor porque a mi no me gustan esas cosas, no voy a regalarte flores porque mejor me gusta que las me regalen a mi, se que suena raro pero a mi me gusta así. Y por ultimo:

-¿Que no te das cuenta que yo no quiero estar contigo?-

  • Voy a salir de este baño, de este cuarto, subiré de mis pantalones (cuando los encuentre) para despedirme de ti y te voy a enfrentar, te voy a decir todo esto que espero no olvidarme cuando te mire a los ojos; no es por nada, pero eso de olvidarme las cosas ya me ha pasado antes, no por temor, sino porque soy bastante distraído. Voy a salir y te lo voy a decir sin perdón.

El sonido de unas manos tocando insistentemente las puertas de su habitación interrumpió su improvisado monologo. La oveja negra de la familia le pidió de favor a su furtiva novia que abriese la puerta pero esta no lo hizo, el exagerado ruido de la música que se trasportaba hasta sus oídos por los auriculares no le dejaba escuchar nada, así que tuvo que acercase a y abrir él mismo el portón.

Grande fue su sorpresa cuando vio ingresar violentamente a pocos segundos de darle vuelta a la chapa a la chica que se había colgado de sus hombros insistentemente en los 2 días que llevaba instalado en la casa de esa familia, grande fue su sorpresa al ver a esa limeña que le brindo de amores un refugio para escaparse de lima decirle entre gritos (sacudiendo los brazos en señal de guerra o impotencia) y sin lágrimas… una y otra vez:

-¡Lárgate de aquí maldito!-

La chica desnuda sobre la cama se sobresalto cuando cayó en cuenta de que la puerta estaba abierta, de que no estaban solos, se cubrió con las sabanas y escondió su vergüenza debajo de todas las pocas almohadas que quedaban sobre la cama. Seguro se dijo a si misma que nunca mas volvería a tomar exóticos tragos selvático con limeños.

-Como te atreves a acostarte con mi hermana. ¿Pero que clase de monstruo eres?- dijo la chica que parada no podía creer lo que veía, enfatizando luego una oración en un trágico y desquiciante tono que sonaba más a impotencia y a asco mientras movía la cabeza de un lado a otro:

-No quiero verte más en mi vida-

Creo que hablaba y se refería evidentemente a los 2, a su infame nuevo x-novio y a su traidora hermanastra escondida entre las sabanas. Si verdad.


La oveja negra de la familia trato de cubrirse con la pequeña toalla de manos aquellas partes que delataban que estaba desnudo, se olvido de la vergüenza, de todo lo que tenía que decirle a la chica que (parada frente a él) lo había invitado a pasar unos días de amor, de paz y de música (lejos de su mundana existencia nocturna en lima) y mirando a las paredes para buscar inútiles respuestas dijo:

-¿No sé donde esta mi ropa?-

IMÁGENES PAGANAS: pequeñosdioses, ayer tenia a mis sobrinos (mis pequeños amigos) dando vueltas alrededor mió preguntándome por todo lo que no entendían, hoy (ya adolecentes) los tengo prendidos al chat preguntándome por lo mismo.


Debajo de mí y de derecha a izquierda son: andre el flaco de la letra entre las piernas, alisson la chica de emo de la banda, kelvin el amante de todo el universo marvel, y hosmar el chico de los nuevos celulares.


Me pasa algo peculiar con
mickeyrourkey lo desprecio como persona... pero amo todos sus personajes cuando actúa. Esta semana me prendí otra vez a rumblefish una de mis películas favoritas.

ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU

miércoles, 2 de septiembre de 2009

el escribidor y todos sus demonios

"Nada está perdido si se tiene por fin el valor de proclamar que todo esta perdido y que hay que empezar de nuevo."

JULIO CORTAZAR

LIMA

ME PRENDÍ AL FACE
BOOK A ESCONDIDAS DE LOS demás en el trabajo, para revisar algunas de las cosas que le pasan a la pelirroja argentina que ahora me ha mandado al diablo como todas las mujeres de mi vida. Si pues, la curiosidad de saber si esta saliendo con alguno de esos malditos enanos españoles que deben ser recontra mañosos me mata; que puedo hacer. Yo, a veces soy como tú.



-Maldita sea, no hay nada- expresó la parte mas masoquista de mi, después de darle no una, sino varias vueltas a todas las fotos y los links de su cuenta que, me dejan ver que ella no la esta pasando tan mal sin mi.

Recuerdo que en algún momento pensé hacerme amigo de sus contactos, de esas chicas del intercambio en madrid que se han vuelto sus incondicionales (como lo muestran las fotos), para escudriñar en sus imágenes algo que delate a la encantadora pelirroja que yo conocí; pero luego, luego deseché la idea porque ahora que me acuerdo, ninguna de sus amigas cree que lo nuestro vaya mas lejos de donde esta. Por eso debe ser que ninguna de ellas (valga la redundancia), hasta ahora responda mi pedido de agregarlas a mi red de amigos. Maldita obsesión mía por las mujeres. Por otro lado es verdad, siempre me ha costado creer que todo esta perdido.

-Por la madre patria-

Eso si, me toco hondo leer entre esos mensajes (que nunca leo), uno bastante extenso de mi amigo javier (x-soda), a quien debo visitar un día de estos antes de que me escape otra vez de esta ciudad, de este país.

Una horrible voz por el móvil me dice que no recoja a mi hijo en el colegio, que mejor me acerque alrededor de las 05pm porque tiene clases particulares de matemáticas. Era mi x-suegra a quien nunca quiero escuchar pues siempre he considerado que, el futuro promisorio de mi x-esposa será ese. Es mas, estoy convencido de que ahora son como 2 gotas de agua.

Cuelgo el móvil y observo que contentos se pasean a mi alrededor todos mis compañeros de labores, esos que cuentan el viernes desde que llega el lunes tachando día a día los números en un calendario colgado en el baño (como ex-presidiarios), mientras yo, ansioso también por salir, voy escribiendo unos textos en el e-mail a mi ahora amiga lejana la adorablemissv que, luego desecho por dignidad, ya que los encuentro demasiado inicuos para mi gusto.


-Por favor, por favor, por favor, no te vayas a olvidar de recoger mi libretadenotas esta tarde a las 06pm en colegio… ya papá- me dice mi hijo por el celular pasadas la 03pm, visiblemente nervioso, y me pide además que es mucho mejor que lo recoja mañana sábado a la tarde puesto que llevara unos cursos extras este fin de semana en el colegio. Y… no puede faltar.

-Tan lindo que se veía este viernes- me dije, pensando talvez en todas las veces que he pisado ese colegio para recoger la bendita libretadenotas, en todas la veces que he salido sintiéndome + desnudo que nunca al verme obligado a pagar justo ese día, todas las cosas que se inventan los profesores para dejarnos a los padres, sin el + mínimo animo de seguir siquiera respirando.

Oye tú que lees este blog religiosamente todas las semanas, te voy a dar un consejo como el buen amigo que nunca he sido contigo: No tengas hijos hasta que te hayas convertido en millonario, mételos en un colegio nacional para poder disfrutar de tu fortuna (cuando los tengas), y ni pienses en ubicarlo en una escuela experimental, de esas que se jactan de hacer de tu niño un ser sensible con el mundo que los rodea. No, he llegado a pensar que eso no pasara nunca, después de ver a mi retoño disfrutar descuartizando un insecto no una, sino varias veces.

Me aproximé sigiloso a la oficina de mi jefe con cara de mendigo, tratando de hilvanar una concienzuda oración que resuma mis pesares y todo para que, todo para nada. Si, él, sin siquiera escucharme me dijo:

-El lunes esta tu pago… por el momento cumple con tus labores-

Llegué después de salir de la oficina raudo a la casa de mis padres, pero deseché la idea de pedirles que me presten dinero hasta el lunes puesto que ahora el capitántrueno esta + que molesto conmigo porque algunas de las botellas de whisky que él guardaba celosamente han desaparecido de sus manos cuando dejó esta ingrata ciudad para visitar a mis tíos y a mi abuela en el cuzco. Evidente el primer sospecho soy yo. Algún día le explicaré que muchas cosas locas pasaron en mi cumpleaños, al que por supuesto él no asistió. La verdad es que siempre viaja cuando toca 8 de agoto en el calendario.

-¡Que casualidad verdad!- Me decía antes cuando era un adolescente.

Me salvó mi hermana silvia y mi cuñado quienes viven cerca a la casa de mis viejos, y no me hicieron caras, ni me cerraron la puerta cuando les dije que el propósito de mi visita era, además de ver a mi hermosa sobrina marcia (que ya esta caminando), una excusa para saber si pueden prestarme algo de money pues no sé cuanto exactamente dejare en el colegio esta vez.

Cuando llegué a santaanita eran casi las 06pm y antes de entrar al colegio tuve la gran idea de bajarle el volumen a mi MP3 y prenderme de una cabina telefónica (porque ya no tengo saldo en el móvil), para llamar a mi hijo y pedirle por favor me acompañe, ya que quería que esté conmigo, mas me contesta el móvil el nono (su abuelo), quien me dice muy cariñoso y efusivo:

-¡Hola lucho como estas!-

Lo ultimo que me faltaba. Evidentemente lucho no soy yo, ni tampoco pretendo serlo. No otra vez. Ese es digamos (no se como explicarlo), la nueva conexión de mi x-esposa.

La senil voz sigue parlando conmigo pensando que yo soy el cabezón (léase lucho), y yo, voy retorciendo palabras, tratando de buscar una salida a este lío, intentando decirle una y otra, y otra vez que yo no soy ni lucho, ni cucho, ni pocho, ni chachi… yo, solo quiero hablar con paris. Mi hijo.

-La conciencia lo atormenta- me digo después de escuchar ahora a mi hijo por el teléfono inventarse 1,000 argumentos para no tener que acompañarme a su escuela, pensando quizá (yo) en el triste paso que tuve por el colegio cuando tenía su edad.

-No importa- dije, porque a la salida le caigo a mi amigo elsoda, pues esta noche, esta noche me voy a emborrachar. Le tomare muchas fotos a ese loco con su hija y luego lo dejare tendido en su mueble cansado de tomar, como antes, como siempre.

Colgué el receptor contento después de convencer a mi hijo que deje a sus inútiles labores de mirar la televisión todo el día para verlo aunque sea por unas horas, y me senté a esperarlo en el parque en donde todos los viernes tengo que hacer de tripas al hambre esperando que él se digne salir de esa casa, no puedo fumar porque él saldrá y me romperá los cigarrillos, no puedo hablar con ninguna de las universitarias que solitarias dan vueltas por aquí porque él es muy celoso, me queda sólo -viendo caer la noche sobre el cielo de lima- subirle al volumen algunas de las cancines del álbum de annielennox que se escuchan en mi reproductor.



I don't find myself bouncing home Whistling buttonhole tunes to make me cry No more I love you's The language is leaving me No more i love you's changes are shifting Outside the words. No one ever speaks about the monsters I used to have demons in my room at night Desire, despair, desire So many monsters... se escucha por los parlantes cuando llega mi hijo por detrás, después de mas de 15 desesperantes minutos en los que me sentí como invisible en ese jardín. El, viste un viejo pantalón de jeans y un polo a rayas, la casaca del colegio y unas viejas zapatillas. Pensé en indicarle que se cambie de ropa, pero aborte la idea después de caer en que quizá y como siempre, la bruja de mi x-suegra no se preocupa siquiera en ver que su nieto vista limpio y ordenado como es que yo se los entrego siempre, siempre que se queda conmigo. Joder con esta familia no se puede eh.

-Porque carajos tienen que entregármelo así siempre- me digo, pensando en toda la ropa nueva que tiene y que nunca, nunca le ponen cuando va a salir conmigo.

Ya en el colegio, después de jugarle algunas bromas a la tutora de mi hijo en la reunión, voy percibiendo como mi billetera se va quedando cada vez mas delgada, al tiempo que cancelo las deudas que me originan pagar por el próximo encuentro deportivo que tendrán los padres de esta escuela (aun cuando yo no juegue fútbol), pagar por las clases de baile que llevaran los chicos para la actuación con motivo del aniversario del colegio (aun cuando mi hijo nunca salga seleccionado para actuar), sin contar claro con el vestuario, pagar por el viaje a cajamarca (que lo alejara una semana de mi). Y un sinfín de actividades que e avecinan entre septiembre y octubre.

Fue allí cuando descarte la idea de visitar (sin una sola botella de alcohol) a mí querido amigo javier.

-¡Que roche!- Claro, mención aparte esta el momento PRIME de la noche, cuando somos tomados de las manos (paris y yo) por la tutora para charlar acerca de la conducta de mi pequeño tesoro. Ella me comenta que mi querido hijo no es precisamente el mejor ejemplo del salón. No señor, se la pasa metiéndoles las manos a las chicas... y a los chicos también, diciéndoles palabras obscenas a las chicas... y a los chicos también.

-Dejavu- me dije, respiré profundo y le revelé la miss (mirando a mi hijo) que me parece de muy mal gusto tomar ventaja de algunas personas, pero tampoco no hay porque alarmarse por eso, no voy a castigar a paris por explorar eso a lo que todos nos sentimos atraídos cuando somos chicos, de repente yo hice lo mismo puesto que a mi nadie, ni papá, ni mamá, me dijo un ápice acerca del sexo o de lo que yo tenia que saber. Yo, tomé como muchos otros, el toro por las astas, y exploré todo lo que pude hasta conocerme mi mismo.

-No soy el primero, ni seré el último- le dije en un arranque de honestidad brutal.

No sé porque pero vi que missblanca palidecía ante mi insigne verdad, y mas aun cuando le declaré que yo siempre he sido mas que explicito con paris, a quien le hablo abiertamente de todo lo relacionado al sexo y sus tabúes.

-Claro eso no escapa a que su curiosidad por saber vaya mas allá de sus preguntas- concluí.

-Esta bien- dijo antes de dejarme salir casi apurada, creo con animo de no seguir escuchándome.

-Algún día me dirás a cual de las chicas le metes la mano en el colegio jugador- le dije sacudiendo de sus cabellos antes de abrazarlo a mi pecho y dejarlo en su casa (con la bendita libretadenotas en la mano), frase que no me hace sentir muy orgulloso, pero que hizo en ese instante, se dibujara una picara sonrisa en su rostro. Yo, no lo juzgo, trato de entenderlo.



Me metí otra vez en una cabina, mas mis inútiles esfuerzos por escuchar a mi amigo johan al otro lado del teléfono jamás fueron escuchados, y abatido por la indeferencia de esta ciudad me subí a cualquier bus que me saque de aquí, que me lleve de regreso a casa.

Ya instalado en el bus comencé a reírme como un loco después de colgarle el teléfono a la voz de un tipo que por más de 3 minutos insistía en que me acerque a un evento donde mi presencia era vital.

-Chochera creo que me he equivocado… disculpa ah- remarcó antes de colgar.

-No te rías tanto flaco que vas a tener que bajarte… el carro ya no da más, se ha malogrado- me dijo el cobrador, antes de parar el vehiculo y dejarme en medio de la carretera.

-Hasta el ovalo de santaanita nomás llego- me dijo otro cobrador que casi me había secuestrado para subir a su vehiculo, eliminando así todo rastro de dicha en mi… y cuando ya estaba a punto de mandar todo a la mierda, parado en la calle junto a otros limeñitos, escucho por el celular la voz de una flaca del trabajo que me dice después de un cariñoso hola ¿como estas?, enojada y despabilada y quizás con ganas de matarme:

-¿A que horas vas a llegar ah?… no me vas colgar otra vez verdad-

Allí caí en que había quedado con ella para ver a fabulososcadillacs en acho, en que ella tenia las entradas (compradas con su tarjeta para obtener el descuento de ley desde hace 20 días), porque a mi siempre se me pierden, en que ya anteriormente le había fallado mas de una vez, y además en que me propuse no reintegrarle el valor del boleto pues días atrás me mandó a la mierda visiblemente alterada cuando leyó mi blog, concluyendo su perorata antes de decirme que se le acaba el saldo (es decir que la llame cuanto antes) con un efusivo:

-Te cagas conmigo si escribes de mí-

-Ya, ya, ya- dije yo después de colgar.

Crucé la pista hasta llegar al KFC donde estas todos esos tíos que le roban minutos a las grandes compañías de teléfono para venderlas a los transeúntes, busqué de entre ellos uno que resulte tener cara de menos pendejo para cobrar y dije, después de jugar en mis bolsillos con las pocas monedas que me alumbraban.

-¿Cholo para llamar a claro?-

Me pasó un móvil que llevaba una cadena gruesa atada singularmente a su chaleco, y después de intentar alejarme un poco para tener algo de privacidad, tuve una nebulosa visión de una chica que me espera con cuchillo en la mano, de mi padres buscando entre mis amigos alguna pista que los lleve a mi, de paris intentando dejar de molestar a sus amigas, de mi x-novia escribiéndome divinas cartas a mano, de mis hermanas llamando a casa, de mis amigos tomando venganza de mis pieles, en fin, de toda esa historia que ya esta perdida en mis desordenados recuerdos.

El número de la flaca aun se visualizaba en la luminosa pantalla de mi móvil, pero algo en mí marcó los dígitos de todos los fines de semana, logrando escuchar del otro lado por fin una respuesta.

-Alo-

-Oye soy roy ¿Que hay?-

-Aquí pues loco, esperando a la gente para meternos unos tragos-

-Que bacán… pero ya no tengo dinero-

-Oe ven nomás… ¿Quien te esta pidiendo algo?-

IMÁGENES PAGANAS: losbuenosmuchachos, es verdad el mes de agosto a sido una fiesta interminable me he pegado a todos los points que he querido y celebrado todos los cumpleaños (hasta de la gente que no conozco), tratando de extender al máximo esa frase que reza siempre en el inconciente popular: Lo bueno dura poco.



Una noche a mitad de mes en eldirectorio, aquí somos: renzo el metalero arrepentido, violet-ta la insaciable reina de las noches, alfredo el estridente chico del clubdelosimposibles, y este escribidor léase viejo verde que escribe lindo sobre su hijo y sobre una pelirroja argentina que ya no le hace caso y a la que parece no querer olvidar.



No te emociones, diariodeunaninfomana es una película acerca de todas esas cosas que algunos hombres no entienden de las mujeres, de las cosas que ellas exploran a escondidas de los demás, film que por cierto me negué a ver reiterada veces, pues el nombre de la protagonista valerie, algunas veces no me dejaba dormir.

ARTE RETOQUE & DESENFOQUE: BABU